sábado, 5 de marzo de 2011

Los españoles damos la espalda a la dieta mediterránea.




Hace pocos meses la dieta mediterránea fue declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad*. Así y todo gran parte de los españoles dan la espalda a la dieta mediterránea y además tendemos a comer de forma desequilibrada, según informan Roberto Sabrido y Ana Troncoso, presidente y directora ejecutivo respectivamente de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), según los resultados obtenidos en la primera encuesta nacional de ingesta dietética española.

Según el presidente de AESAN Roberto Sabrido la ingesta media diaria de un español es de 2.482 kilocalorías por persona y día, que no es excesiva ya que el nivel recomendado está entre las 2.550 y las 2.600 calorías. El problema es que el 40% de esta ingesta proviene del consumo de grasas (una media de 164 gramos de carne o fiambre por persona al día) y solo un 41% de hidratos de carbono. Esto provoca que el 20% de los españoles hayan hecho dieta recientemente, mayor cifra en mujeres que en hombres..
La encuesta se ha realizado a 3.000 personas con edades comprendidas entre los 18 y los 64 años y es la primera de estas características que se realiza en el conjunto de España. Entre sus objetivos fundamentales destacan, entre otros, los de conocer los hábitos alimentarios de la población española y la obtención de datos que ayuden a conocer y evaluar su estado nutricional.

En este estudio se han puesto de manifiesto una serie de cuestiones :
Solo el 43% de la población encuestada consume hortalizas diariamente y la cantidad media de fruta consumida se corresponde con menos de tres piezas al día, que es la cantidad mínima recomendada.
Los encuestados consumen más proteínas y grasas de las recomendadas y menos hidratos de carbono de lo debido.
Un 20% de la población ha realizado algún tipo de dieta recientemente. La cifra es mayor en las mujeres que en los hombres.
El 6,5% de la población consultada manifiesta que nunca ha realizado comidas fuera de casa en el último año.
El 46% de los encuestados no realiza actividades deportivas.
La población española debería aumentar el consumo de cereales, preferentemente integrales, frutas, hortalizas, legumbres, frutos secos y aceite de oliva para tener una dieta equilibrada. Ésta es una de las principales recomendaciones que se desprende de la primera Encuesta Nacional de Ingesta Dietética en España (ENIDE)

CONSUMO DE AGUA Y ACTIVIDAD FÍSICA
En cuanto al agua, hay un consumo medio por persona y día de aproximadamente 1.022 ml. (cinco vasos de unos.200 ml.), repartidos a lo largo del día entre 2 y 6 tomas. El agua procedente de todas las ingestas (fruta, café, leche, infusiones, sopas, etc.) supera los dos litros. El 61 % del consumo se corresponde con agua suministrada por las redes locales de distribución, mientras que el porcentaje restante se corresponde con aguas embotelladas.
En cuanto a la actividad física, la encuesta señala que un 46% de los encuestados no realiza práctica deportiva alguna y el 47% camina menos de 30 minutos diarios en sus desplazamientos, cuando la recomendación es caminar al menos este tiempo a diario.

Descargar el estudio al completo en formato PDF

*La Dieta Mediterránea, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad
El Comité Intergubernamental de la UNESCO para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial acordó inscribir la Dieta Mediterránea en la Lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. La reunión del Comité tuvo lugar en Nairobi (Kenya) el 16 de noviembre 2010
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario